Nuestros objetivos

Formar y consolidar una cadena de oración permanente por los sacerdotes y obispos de Chile, a través de la coordinación con las diócesis, parroquias y movimientos laicales.

El primer objetivo es apoyar mediante la oración de laicos comprometidos, las necesidades temporales y espirituales que tienen los sacerdotes. Así respondemos al llamado de Papa Francisco de acompañar a los sacerdotes con la oración, para que sean pastores según el corazón de Dios.

El segundo objetivo es comunicar a los orantes la importancia y valor que tienen sus oraciones para la Iglesia. Asimismo incentivar el compromiso y la perseverancia en la oración para recibir las gracias espirituales que orando obtenemos.

Buscamos personas que acepten ser padrinos o madrinas espirituales de sacerdotes, acompañándolos diariamente a través de la oración por sus necesidades.