Nuestra propuesta

a) Rezar por el aumento y perseverancia de las vocaciones a la vida sacerdotal y consagrada.

b) Incluir en la oración diaria la petición por las vocaciones.

c) Pedir la intercesión de San José, protector de las vocaciones.