Frutos de la Oración

1) La oración hace crecer nuestra relación con Dios. “La oración nos cambia el corazón y nos hace comprender mejor cómo es Dios” (Papa Francisco 3-04 -2014).

2) La oración da las fuerzas necesarias para continuar la labor de cada día.

3) La oración es escuchada por Dios. “Ora, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración” (San Pío de Pieltrecina).

4) La oración aumenta la fe y la confianza en la bondad de Dios, que nos da los bienes que pedimos.