Oraciones

Puedes rezar una oración ideada por ti o tomar alguna de las oraciones propuestas aquí. Lo importante es la actitud y el espacio de tiempo que damos para ponernos en oración. Que este sea un momento tranquilo y con disposición interior para unirme a Dios.

ORACION POR LA SANTIFICACIÓN DE LOS SACERDOTES

De Santa Teresita del Niño Jesús
OH Jesús que has instituido el sacerdocio para continuar en la tierra
la obra divina de salvar a las almas
protege a tus sacerdotes (especialmente a: …………..)
en el refugio de tu sagrado corazón.
Guarda sin mancha sus manos consagradas,
que a diario tocan tu sagrado cuerpo,
y conserva puros sus labios teñidos con tu preciosa sangre.
Haz que se preserven puros sus corazones,
marcados con el sello sublime del sacerdocio,
y no permitas que el espíritu del mundo los contamine.
Aumenta el número de tus apóstoles,
y que tu Santo Amor los proteja de todo peligro.
Bendice Sus trabajos y fatigas,
y que como fruto de Su apostolado obtenga la salvación de muchas almas que sean su consuelo aquí en la tierra y su corona eterna en el Cielo.

Amén

IMPRIMIR

ORACIÓN POR LOS SEMINARISTAS

Oh Jesús, Pastor eterno de las almas,
protege a tus seminaristas y especialmente a:
_________________________________ en el refugio de Tu Sagrado Corazón.
Te pertenecen y sus vidas arderán un día delante de Tus Tabernáculos.
Guíalos en sus estudios y en su formación.
Confórtalos en los momentos de desaliento
y haz que sean fuertes y perseverantes en la lucha contra el mal.
Consérvalos puros como la hostia que elevarán un día.
Bendice sus trabajos y fatigas,
y que como fruto de su apostolado
obtengan la salvación de muchas almas
que sean su consuelo aquí en la tierra
y su corona eterna en el cielo.

Amén

IMPRIMIR

ORACIÓN A STA. TERESITA DEL NIÑO JESÚS POR LOS SACERDOTES

Oh Jesús, Pastor eterno de las almas,
protege a tus seminaristas y especialmente a:
_________________________________ en el refugio de Tu Sagrado Corazón.
Te pertenecen y sus vidas arderán un día delante de Tus Tabernáculos.
Guíalos en sus estudios y en su formación.
Confórtalos en los momentos de desaliento
y haz que sean fuertes y perseverantes en la lucha contra el mal.
Consérvalos puros como la hostia que elevarán un día.
Bendice sus trabajos y fatigas,
y que como fruto de su apostolado
obtengan la salvación de muchas almas
que sean su consuelo aquí en la tierra
y su corona eterna en el cielo.

Amén

IMPRIMIR